Compartir Visitar el facebook de Maderas Aguirre Visitar el Google plus de Maderas Aguirre Visitar el twitter de Maderas Aguirre Visitar el flickr de Maderas Aguirre
MaderasAguirre.com
Telefono
home>>materia prima>>abeto douglas
Imprimir

Ficha tecnica de la especie: Abeto douglas

Volver a MATERIA PRIMA
Volver

ficha tecnica del abeto douglas
ficha tecnica del abeto douglas
ficha tecnica del abeto douglas
ficha tecnica del abeto douglas

Descripción de la madera

Nombre científico o latino: Pseudotsuga menziesii (Mirb.) Franco. Nombre común o vulgar: Pino de Oregón, Abeto de Douglas. Familia: Pinaceae.

Árbol perennifolio y monoico. Presenta gran talla, pudiendo alcanzar los 100 m de altura. Es uno de los árboles de mayor crecimiento en el continente europeo, donde el ejemplar más alto, que vive en Gran Bretaña, ha superado los 55 m. de altura. El tronco es perfecto y se alza en vertical hasta, como hemos visto, alturas considerables, por lo que ha sido, y es todavía, aprovechado como productor de preciada madera. Otra particularidad de este árbol es su corteza profundamente acanalada y de llamativo color marrón rojizo. Acículas suaves, flexibles, de 15-30 mm de longitud, dejan una cicatriz oval en la rama al caerse y presentan un color verde-azulado, característica ésta propia de la variedad "glauca" que nos ocupa. Desprenden un fuerte olor a limón o mandarina al frotarlas.

Hojas aciculares y suaves de 2-3 cm., de color verde con dos bandas blancas debajo. Se caracteriza por tener grandes conos (8 a 10 cm.) de longitud de semillas colgantes, que presentan ciertas escamas sobresalientes acabadas en tres picos. Escamas de los estróbilos femeninos persistentes, las tectrices exertas y trilobadas. semillas. Estróbilos masculinos axilares y numerosos en la cara inferior de las ramas. Estróbilos femeninos péndulos. Piñas ovoides-cónicas de 5-10 cm de longitud, de color marrón oscuro, con escamas divididas en 3 gajos.

Es uno de los árboles madereros más importantes, con múltiples aplicaciones en carpintería, ebanistería, pasta de papel y como madera estructural para la construcción de vigas, traviesas de ferrocarril, entarimados, postes de minas, etc. Muy empleado como ornamental y en repoblaciones forestales. Situado en un espacio abierto, sobre una pradera, ejercerá como poderoso punto de atracción focal. Requiere climas y suelos frescos y húmedos, además de ligeramente ácidos. Soporta los de naturaleza yesosa y caliza, pero en estos últimos su follaje se vuelve más pálido, casi azulado.

Se cría en suelos frescos y húmedos, preferentemente silíceos, ya que tolera mal la cal, y necesita cierta humedad ambiental. En España aparece como planta ornamental y en algunas repoblaciones en puntos del norte, noroeste y Sistema Central. También puede ser incluido en plantaciones mixtas de coníferas, de marcado acento contrastante. Al igual que otras coníferas de gran porte, el abeto de Douglas no es apto para jardines de pequeñas dimensiones. Ha de ser plantado en un lugar donde, con el tiempo, tenga suficiente espacio para desarrollarse. Sus raíces son muy superficiales, por lo que es sensible a los fuertes vientos. Se multiplica por semillas, que deben estratificarse antes de la siembra durante 15-20 días. La semilla mantiene bastante tiempo su poder germinativo. Las variedades se propagan por injerto de cuña. Siembra: Agua caliente 24 horas. Estratificación en frío a 4 °C (3-4 semanas). Siembra directa en primavera.

El color de la madera de albura varía del blanco al blanco crema o al blanco rojizo y el duramen varía considerablemente desde el amarillo o amarillo rojizo claro en los árboles con anillos de crecimiento estrechos hasta el rojo anaranjado o rojo oscuro en los árboles con anillos de crecimiento anchos. La madera de albura está claramente diferenciada. Los anillos de crecimiento están muy marcados por los cambios bruscos de color entre la madera de primavera y la de verano. Los radios leñosos son visibles en los cortes radiales.
La fibra generalmente es recta, aunque también puede ser ondulada o en espiral. El grano varía de medio a basto o grueso.
Tiene canales resiníferos y numerosas bolsas de resina. La madera recién cortada tiene un olor característico a resina, pero distinto a de los pinos. Sus nudos suelen ser sanos y de gran diámetro. Su aspecto y sus características varían considerablemente en función de las condiciones de crecimiento y de procedencia (a veces se utiliza la denominación “yellow fir” para la madera que tiene un crecimiento más lento y los anillos más estrechos, y el “red fir” para la que tiene un crecimiento más rápido y los anillos más anchos), pero todos se comercializan con el mismo nombre. La madera procedente de las plantaciones de Europa presenta propiedades bastante diferentes. Es una madera ácida y en medios o condiciones húmedas puede corroer los metales. Puede provocar irritaciones en la piel de algunas personas.

Procedencia y disponibilidad

Se encuentra en Norteamérica y se ha introducido su cultivo en el reino Unido, Nueva Zelanda y Australia. Sus masas forestales, su producción y su exportación son importantes.

Durabilidad natural e impregnabilidad

La madera está clasificada como medianamente durable o poco durable frente a la acción de los hongos y sensible a los cerambícidos, a los anóbidos y a las termitas. La madera de duramen no es impregnable y la de albura es medianamente impregnable o poco impregnable.

Propiedades

Densidad: 510 – 530 – 550 kg/m3 Contracción: Poco nerviosa – medianamente nerviosa. Dureza: Semidura.

El aserrado se realiza sin dificultad, aunque la resina puede embotar ligeramente las sierras. Presenta buenas aptitudes para la obtención de chapa por desenrollo y mediante corte a la plana. En el corte a la plana se recomienda realizar un vaporizado previo.

El mecanizado no presenta dificultades, aunque los nudos saltadizos pueden originar problemas. Se recomienda trabajar con los útiles muy afilados. El mecanizado de la madera procedente de Europa es, en general, más difícil de trabajar debido a la gran presencia de nudos duros.

El encolado no presenta problemas y se pueden utilizar todo tipo de colas, pero se recomienda prestar una especial atención a la acidez y a la posible coloración de la madera. El clavado y atornillado no presentan problemas, aunque en algunas fuentes se recomienda realizar taladros previos antes de su clavado. En el acabado se recomienda preparar previamente las superficies y además la madera que presenta altos contenidos de resina puede causar problemas durante su pintado y barnizado.

El secado presenta ligeros riesgos de que se produzcan fendas superficiales y de testas; riesgos de exudaciones de resina en los nudos de grandes dimensiones y en las bolsas de resina, que pueden formar finas líneas de color marrón en las superficies longitudinales; y riesgos de que se produzcan coloraciones.

Aplicaciones

Chapas para recubrimientos decorativos, tableros contrachapados, carpintería de armar, carpintería interior, carpintería exterior, construcción naval (embarcaciones), postes, apeas de mina, traviesas, duelas de toneles, pasta de papel. Se emplea principalmente en construcción debido a su resistencia, ya sea como madera aserrada o en forma de tablero contrachapado.

Cuando los arquitectos e ingenieros buscan madera de uso estructural de la mejor calidad, su primera alternativa es el abeto Douglas. Universalmente se reconoce su superior relación resistencia-peso. También ofrece una excelente capacidad de soporte y sujeción de clavos documentada con un récord de rendimiento superior contra viento, tormentas y terremotos. 

En cuanto a propiedades de resistencia, el abeto Douglas ofrece índices más elevados que cualquier otra madera de coníferas para esfuerzo extremo en flexión estática, tensión paralela a la fibra, esfuerzo cortante horizontal, compresión perpendicular a la fibra y compresión paralela a la fibra. 

También tiene los más altos valores de módulo de elasticidad (E) de todas las especies de coníferas de América del Norte. “E” es la relación de la cantidad de deflexión sufrida por una pieza de madera en proporción a la carga aplicada a ésta. Este aspecto de la rigidez es una de las cuestiones más importantes a considerar en el diseño de pisos y otros sistemas horizontales. Con frecuencia se selecciona el abeto Douglas para edificaciones de entramado de madera de cinco pisos. 

Debido a sus propiedades físicas que facilitan el trabajo, a la durabilidad moderada de su duramen y a su excelente estabilidad dimensional, numerosas compañías de construcción de todo el mundo prefieren la madera del abeto Douglas para los entramados. Realmente es la especie de conífera que proporciona la madera ideal de uso general para el entramado de las construcciones residenciales, comerciales de tamaño moderado, de múltiples pisos e industriales, así como para encofrado estructural. Los productos de abeto Douglas también se consiguen tratados con preservadores a presión para instalarse enterrados o en contacto con la tierra. 

Los diseñadores valoran las ricas características estéticas de la madera de abeto Douglas y aprecian la noble respuesta de ésta al trabajo artesanal y al acabado puestos en ella. Cuando se corta para exponer su veta vertical, la madera de abeto Douglas es de un singular atractivo. Hay volúmenes considerables de madera limpia y casi limpia de abeto Douglas proveniente de los bosques maderables comerciales de rotación larga de la región occidental.

La madera clasificada según la apariencia abarca desde la de belleza exquisita hasta la de uso utilitario. El color, el trazo de la veta, la textura, el tamaño, el tipo y la cantidad de nudos, así como la calidad de manufactura, todos ellos son factores importantes en la determinación de la clase con las características permisibles definidas para cada clase. Los niveles de contenido de humedad se controlan cuidadosamente en la madera de las clases más elevadas para asegurar que satisfaga los estrictos requisitos de estabilidad dimensional de los carpinteros de acabado, de los fabricantes de muebles y de los ebanistas. 

El color rosáceo claro de la madera de abeto Douglas, el cual se oscurece con el tiempo al ser expuesto a los rayos ultravioleta, se pone de relieve gracias al magnífico trazo recto de la veta. La recia fibra sujeta bien los clavos y con el maquinado presenta una superficie tersa y lustrosa. Una vez seca la madera de abeto Douglas, retiene su forma y tamaño sin encogerse, hincharse, acanalarse, distorsionarse, arquearse ni espiralarse y generalmente no muestra ninguna veta protuberante. 

Tales características hacen que el abeto Douglas sea la madera ideal para todo tipo de uso ornamental y en ebanistería: fajas, puertas, carpintería blanca, contramarcos de puertas y ventanas, repisas de chimenea, escaleras y rodapiés. Los productos pueden cortarse y moldurarse según patrón. La hermosa apariencia del abeto Douglas es claramente visible en los paneles de tablón sólido y en las chapas pegada por los bordes. En numerosos casos la clase de los paneles refleja la clase del material de la tabla inicial, y se adhiere a restricciones similares en cuanto a las características permisibles.

Entre las clases para uso industrial están, entre otros: 

Madera laminada (para vigas laminadas pegadas)
Tabla clasificada según su resistencia al esfuerzo (con valores de diseño asignados)
Vigas y postes para minas
Tablón para andamiaje
Madera para cimentación
Durmientes de vía férrea 

El abeto Douglas tiene ganado el respeto de gente de la industria de todo el mundo, ya que continuamente satisface sus necesidades de material de alto desempeño. Entre los productos de uso industrial están los de clase estructural y no estructural para ciertos usos finales específicos. 

Entre las clases de uso estructural están las vigas y postes para minas, tablón para andamiaje y la madera para cimentación. Toda construcción de armaduras, moldaje, túneles, puentes de caballetes, puentes regulares, estadios, almacenes, instalaciones de almacenaje y fábricas, dependen del abeto Douglas. Esta especie es sumamente resistente a la abrasión mecánica y a las reacciones químicas, por lo cual con frecuencia se emplea en la fabricación de cubas, tanques, recipientes, resbaladeros, canales y componentes industriales similares que requieren un material inerte con una larga vida de servicio en las condiciones de servicio más rigurosas.

El abeto Douglas se utiliza para paredes protectoras contra el ruido y barreras protectoras a lo largo de las carreteras. También se encuentra en todas las vías férreas. Esta especie occidental, ya sea tratada o sin tratar, es la solución duradera para trabajos difíciles, como son los forros de los vagones de ferrocarril, así como los durmientes y tablones transversales de las vías férreas.

Las tablas clasificadas según su resistencia al esfuerzo (tabla en tamaño nominal de 1” con valores de diseño asignados) son de abeto Douglas para armaduras de uso ligero, uniones horizontales, viguetas y vigas cajón para casas prefabricadas. 

Se ofrece madera laminada, en espesor nominal de 2” (38 mm de espesor real), y más delgada, por 3” (64 mm real) y de más ancho, en diferentes clases. Se evalúan las características estructurales y visuales de la madera de estas clases. La madera de las clases “E” se prueba mecánicamente a lo largo por la parte plana para medir su módulo de elasticidad exacto. Estos productos son para colocarse longitudinalmente y para unirse con adhesivos. Puede especificarse madera estructural laminada, ya sea áspera o cepillada, en varios anchos y espesores, y en configuraciones inusuales para satisfacer criterios de diseño especiales, por ejemplo arcos armados para iglesias, puentes y estadios. 

Los puentes armados de madera laminada de alta resistencia de abeto Douglas tratada con preservadores a presión* son resistentes, durables, económicos, de instalación eficiente y a menudo reducen los efectos de la construcción en los ecosistemas ribereños circundantes. 

Sugerencias:
Copyright © Maderas Aguirre 2017 || Mapa || Politica de cookies || Nota Legal || Conectados: 28