Compartir Visitar el facebook de Maderas Aguirre Visitar el Google plus de Maderas Aguirre Visitar el twitter de Maderas Aguirre Visitar el flickr de Maderas Aguirre
MaderasAguirre.com
Telefono
home>>articulos>>setas: un manjar con problemas
Imprimir

Articulos de interes del mundo de la madera

< VOLVER

-Setas: Un manjar con problemas

http://www.abc.es/comunidad-castillalamancha/20131118/abcp-setas-manjar-problemas-20131118.html 04-12-2013 | Visitas: 4586

Debido al vacío legal existente, la recogida ilegal e indistriminada de setas en otoño se está convirtiendo en un problema para los montes

Al llegar el otoño, muchos aficionados a recoger setas sacan sus cestas de mimbre para buscar níscalos, boletus, champiñones… sin embargo, en los últimos años han proliferado los recolectores «furtivos», que utilizan métodos poco respetuosos con el medio ambiente y arrasan el suelo, que cada vez pierde más terreno respecto del hombre.

Un ejemplo del día a día de estas zonas fue la incautación en el municipio de La Mierla en Guadalajara de 810 kilos de nçiscalos a quince personas de nacionalidad rumana. La Guardia Civil demandó a este grupo por vulnerar la Ley de Montes de Castilla-La Mancha, una ley bastante laxa en el punto de la recogida de setas. Por eso, son muchas son las voces que se han alzado para denunciar el vacío legal que existe entorno a la recogida de setas, y se pide a gritos una regulación regional específica que acabe con la explotación de algunas zonas durante la temporada otoñal. A la espera, algunos Ayuntamientos se han adelantado en la región con tasas y multas que intentan regular al menos, la parte que les toca de monte.

Cuenca y Guadalajara son las provincias más castigadas por la recolección indiscriminada de setas. Las malas prácticas en la recogida -como el uso de rastrillos o la recolección en bolsas de plástico- y el efecto llamada hacia los recolectores ilegales por el vacío legal existente -que no se da en Castilla y León, Valencia, Cataluña, Aragón, Navarra y La Rioja- hacen que los bosques, montes y pinares de la región estén sufriendo una verdadera explotación irracional.

Uno de esos lugares que tradicionalmente ha sido paso obligado de seteros y que está viendo cómo se esquilman sus recursos es el muncipio alcarreño de Cogolludo. Rico en níscalos, el manjar por excelencia en otoño, la carretera, el monte, y el propio pueblo llevan recibiendo la visita de cientos de seteros que arrasan el campo y que incluso en los últimos años, habían colonizado la plaza mayor de la localidad en los meses de otoño.

Iniciativas municipales

Por esta razón el municipio puso en marcha la primera reglamentación de la recolección de setas en la provincia. La nueva ordenanza se aprobó en noviembre del año pasado y entró en vigor en febrero, por lo que este otoño ha sido la primera campaña regulada.

«Estamos muy contentos, porque el año pasado llegaban poblaciones enteras, que vivían hacinados incluso en algunas naves del monte, y era un peligro tremendo. Y por supuesto, el daño que causaban al monte, que lo dejaban hecho un desastre». Así explica la situación Jaime de Frías, alcalde de Cogolludo y artífice de la ordenanza que separa a los seteros «profesionales» que comercian con el alimento, de los seteros «ocasionales» o por afición.

«Del monte no solo se saca leña, caza o piñas; sino que las setas son otro valor añadido del pueblo. El problema es que venían legiones de personas que no sabían recolectar y, lo peor, que llegaban contratadas por otras para que recogiesen los níscalos y después venderlos».

Carné de setero

En concreto la Ordenanza fiscal reguladora de la tasa por el aprovechamiento de níscalos en los montes propiedad del Ayuntamiento de Cogolludo regula todos los aspectos de la recolección de esta seta: cómo y cómo no, cuándo y por cuánto.

Se basa en un sistema de licencias que dan derecho, según las características del recolector, a buscar níscalos por el monte de la localidad. Las empresas profesionales que después quieran comercializar con el producto deben entregar en el Ayuntamiento el Impuesto sobre Actividades Económicas de su negocio, el CIF de su empresa y, además, el carné de manipulador de alimentos.

«Estas setas luego viajan a Madrid, Barcelona, Valencia… y hay que tener un seguro de que saben lo que hacen», explica Frías. Así, estas empresas pagan 30 euros por día de recogida. En cuanto a los aficionados a la recogida de setas y que no sean vecinos de Cogolludo, se les aplica una tarifa de 50 euros por día a los mayores de 18 años. «Así nos aseguramos de saber en cada momento quién está en el monte y en qué condiciones», indica el edil.

En total se han repartido más de 1.000 licencias (distribuidas en 400 para los habitantes del pueblo; 600 para los no vecinos; y 15 para empresas), un número muy amplio teniendo en cuenta que es la primera temporada.

En cuanto a las multas por el incumplimiento de algunos de los requisitos estipulados en la ordenanza, la cuantía va desde los 750 hasta los 3.000 euros más los níscalos que hubieran recogido ese día. «En lo que llevamos de temporada hemos emitido seis denuncias, todas por mala recolección o por recoger níscalos de pequeño tamaño», explica.

La última esta misma semana, cuando la Guardia Civil denunció a dos personas que habían recolectado más de una tonelada de níscalos sin licencia. El alcalde sentencia: «El monte es de todos, no de unos cuantos».

 

< VOLVER



Todos los artículos recogidos son simples enlaces a otras webs de donde proviene el contenido y ha sido redactado, nosotros únicamente realizamos un filtro de los artículos más interesantes que puedes encontrarte en la web. Todos los artículos disponen de el enlace real del articulo.

Sugerencias:
Copyright © Maderas Aguirre 2017 || Mapa || Politica de cookies || Nota Legal || Conectados: 21