Compartir Visitar el facebook de Maderas Aguirre Visitar el Google plus de Maderas Aguirre Visitar el twitter de Maderas Aguirre Visitar el flickr de Maderas Aguirre
MaderasAguirre.com
Telefono
home>>articulos>>el bosque encantado
Imprimir

Articulos de interes del mundo de la madera

< VOLVER

-El bosque encantado

http://www.lne.es/caudal/2013/12/08/bosque-encantado/1511703.html 03-12-2013 | Visitas: 6434

Los beneficios del aprovechamiento de los montes con la producción de biomasa

 Una de las riquezas perennes que tiene Asturias son nuestros bosques, de gran riqueza biológica. Los bosques nos proporcionan productos y servicios que contribuyen al bienestar de los asturianos, sean urbanícolas o campesinos pues, como bien se sabe, contribuyen a la mejora del medio ambiente o mejorar la escasa economía de los pocos que viven del campo. Los recursos que el bosque pone a nuestra disposición son un amplio abanico de posibilidades que corresponde a las instituciones ordenar y controlar.

Como todo en Asturias, el bosque asturiano y sus posibilidades, está sin estudiar. Y el día que alguien desde arriba decida tomar en cuenta este medio como fuente económica, sin duda alguna que Asturias encontrará un filón que servirá para despertar el interés de los dueños de los grandes castañeros que pueblan nuestros montes y valles. Si la consideración no se diese, hay que ser conscientes de que nuestros bosques terminarán en matorral pues es bien sabido que las enfermedades acechan por doquier.

Lo que se pierde, si se degradan nuestros bosques, es un 40% del territorio asturiano, 77.000 hectáreas de castaño, otras tantas, mas o menos de hayedos y algo menos de superficies arboladas mixtas: eucaliptos, pinos, robles.

¿Cómo se inicia la recuperación de los bosques? La respuesta es fácil: no es sólo cortar y vender madera; uno de los mejores productos de nuestros bosques es la biomasa. Este es un concepto que se aplica más a los resultados del cuidado de los bosques asturianos que a ese afán de cortar que tenemos como si estuviésemos en la selva amazónica. Es decir, con los productos que dan origen a la biomasa, se puede generar tanto calor para calderas domesticas o industriales como energía eléctrica. Según un estudio reciente, las instalaciones de biomasa se han convertido en una inversión más atractiva que otras energías renovables. Las plantas de biomasa dan mejores retornos de inversión y de más fiabilidad de producción.

Si hablamos de puestos de trabajo, la Asociación Nacional de Empresas Forestales (Asenfo) dice que en España se crearían más de 10.000 puestos de trabajo directos en el monte (1 por cada 1.000 toneladas de biomasa). Además se ahorrarían mil millones de euros en energía que se deja de comprar y se dejarían de emitir cinco millones de toneladas de CO2: números y cuentas para los escépticos que dudan de estas posibilidades.

La biomasa forestal es un combustible neutro, todo ventajas si lo comparamos con los productos fósiles que se queman en la actualidad. Este consumo energético, además, traería a las comunidades rurales y a los propietarios de los bosques unos ingresos que mejorarían sus recursos económicos. Contribuiría a mejorar la salud de nuestros bosques y el medio ambiente, mejoraría simplemente por el descenso de los gases contaminantes que continuamente se lanzan a la atmósfera.

Si hablamos de Asturias, sabemos que los peligros que acechan a nuestros bosques son dos: los incendios y las plagas. Si hablamos de incendios, con los periodos de sequía que actualmente nos azotan, hay que hablar de prevención de los mismos. Y no parece que se haga algo para prevenir una quema general como paso en Allande o dondequiera que se provoque alguno. Para entender esta situación, hay que estudiar muchas variables. Entre otras, hay alguna que las instituciones responsables tienen que ayudar a superar tal como el arraigado minifundismo como un mal endémico del campo asturiano. Esa es la realidad. Pero podemos decir que las instituciones están para superarlo mediante una legislación propia. Por ejemplo, fomentado las asociaciones de propietarios, que tampoco es tan difícil. Lo importante es ponerse a ello pero es mejor perderse en disquisiciones bizantinas que buscar soluciones. Esperemos que venga de Europa alguna directriz sobre el tema que permita superar esta fase de dejadez y abandono en que está sumido nuestro espacio rural.

Si se hiciese algo, mejoraría también el estado fitosanitario de las masas forestales, habría menos residuos agrícolas y forestales. Y la erosión y la deforestación desaparecerían como riesgos en Asturias.

Como contrapartida, es de sentido común escribir que con la mejora de nuestros bosques, mejorarían también los usos cinegéticos, recreativos, la regulación hidrológica... Nos es de extrañar, entonces, que la explotación de la biomasa ha ido en aumento en España porque, entre otras cosas, es más barata que el gas-oil y el gas y el carbón. Es el momento, ahora que el carbón está en la fase productiva que todos conocemos, de plantearse nuevas fuentes de energía que, sin prisa y sin `pausa, entren en el consumo tanto industrial como doméstico. Que Hunosa, como desdoble industrial, busque alternativas diferentes que suplan al carbón, es loable y digno de encomio. Sin el beneficio de la duda, es una propuesta que contribuirá a encontrar puntos de encuentro que van más allá del simple beneficio económico. Por eso esperamos el desarrollo de esta idea con optimismo y esperanza: nuestros bosques dejarían de ser cobijo de la desidia y el abandono.

 









< VOLVER



Todos los artículos recogidos son simples enlaces a otras webs de donde proviene el contenido y ha sido redactado, nosotros únicamente realizamos un filtro de los artículos más interesantes que puedes encontrarte en la web. Todos los artículos disponen de el enlace real del articulo.

Sugerencias:
Copyright © Maderas Aguirre 2017 || Mapa || Politica de cookies || Nota Legal || Conectados: 36