Compartir Visitar el facebook de Maderas Aguirre Visitar el Google plus de Maderas Aguirre Visitar el twitter de Maderas Aguirre Visitar el flickr de Maderas Aguirre
MaderasAguirre.com
Telefono
home>>articulos>>artículo de opinión: contra los incendios forestales, ¡más madera!
Imprimir

Articulos de interes del mundo de la madera

< VOLVER

-Artículo de opinión: Contra los incendios forestales, ¡Más madera!

http://www.20minutos.es/opiniones/cesar-javier-palacios-contra-los-incendios-forestales-mas-madera-2 09-03-2016 | Visitas: 2003

Estamos en guerra. Guerra a los incendios forestales. Nunca antes se había dedicado tanto dinero para luchar contra algo tan aparentemente inevitable como son los fuegos estivales. Y como todos los veranos, da la impresión de no servir para nada.

Miles de mujeres y hombres arriesgando sus vidas para salvar árboles. Un durísimo trabajo en el momento menos apetecible, mientras el resto del país se lanza al descanso vacacional. No les importa. Nuestros ángeles del monte son muchísimos, entusiastas, y están tan bien formados como mejor equipados. Sólo en Galicia el dispositivo de lucha y prevención contra los incendios ocupa a 7.000 personas, 32 medios aéreos y 360 motobombas. La Unidad Militar de Emergencias (UME) involucra directamente a 3.000 profesionales.

En Andalucía son 4.560 efectivos, a los que se suman 115 vehículos pesados, 27 helicópteros, siete aviones de carga, dos aviones anfibios y tres de coordinación y vigilancia. Más de 2.300 trabajadores en la Comunidad de Madrid, 3.000 en Castilla-La Mancha, 700 en Navarra, casi 300 en Tenerife,... También es un maná para el campo. Lejos de los focos turísticos habituales, la campaña veraniega contra los incendios forestales supone un importante refuerzo económico a las maltrechas economías rurales, aunque como ocurre con los chiringuitos playeros sea ésta una oferta laboral precaria y estacional.

Al final insuficiente, mal repartida, pero muchas veces la única alternativa para jóvenes desempleados aferrados a sus pueblos, a un paisaje que defenderán como nadie lo hará nunca pues es el suyo. A pesar de tan formidables esfuerzos, de tan descomunales inversiones, los grandes incendios forestales volverán a acaparar los informativos un año más. Ya lo están haciendo. ¿Dónde tocará este verano la malvada lotería de sufrir el mayor fuego destructor? Prefiero no hacer apuestas pero pinta mal. Cada vez son más frecuentes y devastadores. Cambio climático y abandono rural tienen la culpa.

El año ha sido lluvioso y ello supone mucha hierba y matorral en el campo; inestable combustible dispuesto a arder en cuanto el termómetro disparado y disparatado de estos calores imposibles lo transforme todo en seca yesca. O en cuanto llegue el primer gilipollas de turno en busca de su triste minuto de gloria: ese fuego lo provoqué yo. Los incendios se apagan en invierno, dicen los expertosLos incendios se apagan en invierno, dicen los expertos. Aplicando ambiciosas políticas de gestión de los bosques. Pero tampoco ésa es la solución. Los incendios no se combaten invirtiendo en prevención, se erradican transformando los montes en un producto rentable. Sólo si dan dinero estarán cuidados cual jardines japoneses, como pasaba antes. Ahora mismo no valen nada.

El sector maderero, tan unido a la construcción, se ha unido. Según la Confederación de Empresarios de la Madera, durante la crisis ha perdido el 43% de sus puestos de trabajo y la cifra de negocio ha descendido de 23.000 millones de euros anuales a alrededor de 12.000 millones. De la ganadería mejor no hablemos. Muerta y enterrada, apenas malviven las explotaciones estabuladas surtidas con soja y maíz transgénico procedente de destruidas selvas americanas. Gastamos miles de millones en traer piensos del otro extremo del planeta mientras entregamos nuestros nutritivos pastos al fuego, cuando esas vacas, cabras y ovejas paciendo en el campo serían el mejor bombero posible, devoradoras de maleza y mantenedoras de una biodiversidad única.

Sal ahora al monte. No verás un leñador ni un pastor en kilómetros, tan sólo turistas. Te propongo un sistema revolucionario para apagar incendios forestales: consume. Madera y papel certificados FSC, pues así garantizas su sostenibilidad, que cuantos más árboles cortemos más nazcan y mejores manejos medioambientales se hagan. Carnes de ganadería en extensivo, las de esos rebaños con pastor. Productos de cercanía. Hazte consumidor bombero. ¡Más madera, esto es la guerra al fuego!



< VOLVER



Todos los artículos recogidos son simples enlaces a otras webs de donde proviene el contenido y ha sido redactado, nosotros únicamente realizamos un filtro de los artículos más interesantes que puedes encontrarte en la web. Todos los artículos disponen de el enlace real del articulo.

Sugerencias:
Copyright © Maderas Aguirre 2017 || Mapa || Politica de cookies || Nota Legal || Conectados: 19